El fenómeno Donald o como la clase obrera termino votando por la extrema derecha

 

El fenómeno  Donald o como la clase obrera termino votando por la extrema derecha

Por : Carlos Randazzo

Una semana tras el sorprendente  e inesperado resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos  donde la archifavorita Hillary Clinton fue golpeada sin piedad por el huracán Donald Trump , y una vez digerido el hecho de que el Donald seria el nuevo residente del despacho oval desde enero de 2017 me permito hacer las siguientes conclusiones  :

  • Trump gano porque supo capitalizar como nadie el descontento de la clase obrera y de la población rural que ha sido golpeada como nadie por 30 años de libre comercio y deslocalización de industrias y puertos de trabajo. Los demócratas, en su ridícula pretensión clintoniana de ser un partido más  del mercado  y de  la clase media alta  profesional  , discurso asentado con la tan cacareada Nueva Economía  , olvidaron a sus bases  : los obreros y los agricultores del medio oeste , si esos mismos que asentaron la coalición del New Deal de Roosevelt y estos desorientados y sin liderazgo fueron captados por el aparato de los ultraconservadores que controlan hoy el partido republicano  y por ello fueron a votar en masa por Trump.  Sobre este punto el académico Thomas Frank sentencio en su  excelente libro de 2004 What’s the Matter with Kansas?: How Conservatives Won the Heart of America sentencio   :” Hay una lección para los progresistas en la historia de Kansas y no es que ellos quizá también sean invitados, algún día, a tomar té en una mansión de ricos. Se trata más bien del fracaso total y definitivo de su decisión histórica de rehacerse como el otro partido del libre mercado. Lo lógico sería que la gente de Wichita, Shawnee y Garden City acudiera en tropel al partido de Roosevelt, en lugar de abandonarlo. Pero en términos culturales, esta opción ya no está a su alcance. Los demócratas ya no conectan con la gente que está en el extremo perdedor de un sistema de libre mercado que cada día es más brutal y arrogante.”
  • Trump no solo gano en los estados tradicionalmente republicanos como Kansas , Texas  o Alabama sino que también lo hizo en estados demócratas como Pensilvania , Wisconsin y Michigan , lo cual demuestra que discurso fue transversal y supero el ámbito estrechamente partidista.
  • Hillary Clinton, una candidata sumamente preparada y capacitada y que hubiera vencido en cualquier elección normal, fue desde todo punto de vista una candidata horrible y nunca fue una rival para Donald en unas elecciones atípicas  y su verborrea porque entre otras cosas dio por sentado que los estados azules iban a seguir siéndole fieles y no los cuido , por lo cual algunos le fueron arrebatados de forma inmisericorde por la estampida republicana liderada por Trump. Thomas en 2004  sentenció  : “La estrategia política demócrata asume sin más que la gente sabe dónde está su interés económico y que por lo tanto actuará por instinto. Piensan que no hace falta ninguna retórica de clases con ataques a las empresas por parte de los candidatos o portavoces del partido y que ciertamente no hace falta que un progresista se ensucie las manos fraternizando con los descontentos. Basta, creen, con que la gente mire lo que hay en cada lado y comparen: los demócratas son un poquito más en las prestaciones sociales, algo más estrictos en regulación medioambiental y cargan menos contra los sindicatos que los republicanos.El error gigantesco en este argumento es que la gente no comprende espontáneamente su situación desde un punto de vista global. No se puede esperar que conozcan de forma automática las alternativas que tienen ante sí, las organizaciones a las que pueden apoyar o las medidas que deberían reclamar. La ideología progresista no es una fuerza de la naturaleza kármica que entra en acción cuando el mundo empresarial se excede; se trata de una creación humana que está tan sujeta a reveses y derrotas como cualquier otra.”
  • Los analistas políticos , las encuestadoras y todo el mundo pensaba que se impondría Hillary ( hasta yo lo pensé) porque creíamos que esta sería una elección normal  donde se impondría el famoso votante medio del teorema de Arrow y por ende se impondría la moderada Clinton por sobre el  exaltado Trump y olvidamos que la política actual y sobre todo la electoral es  una lucha de fango donde los teoremas  y las encuestas no valen nada  sino que lo que cuenta es ganar por un voto más que el rival , como ocurrió en Florida donde el margen de victoria de Trump no fue amplio pero si suficiente para darle el estado y sus 21 votos electorales. En conclusión todo lo que creíamos saber sobre la política  queda en 0 y no vale nada  y como dice el famoso poema de Mario Benedetti : “ Cuando creíamos tener todas las respuestas nos cambiaron todas las preguntas”.
  • La victoria del nacional-populismo de Trump se complementa con la de los ultraconservadores que se tomaron el senado y la cámara de representantes, por lo cual los progresistas se baten en retirada y quedan en minoría en las instituciones.
  • Así mismo es la continuación de la victoria del Brexit y del No al acuerdo original de La Habana en Colombia donde la gente denominada “del común”  ,los  “paletos”  e “ignorantes”  le dieron palizas electorales a las arrogantes elites económicas y políticas  empleando herramientas democráticas como los plebiscitos , los referendos y los votos.
  • Sobre el punto anterior solo queda que las elites dejen lo que Hayek denomino la fatal arrogancia y vean la realidad en los hechos : QUE LA GENTE ESTA JODIDA Y QUIERE SOLUCIONES A SUS PROBLEMAS MAS ALLA DE BONITOS DISCURSOS DE PROSPERIDAD PARA TODOS.
  • En fin la clase obrera y la clase media que se ha visto sustancialmente afectada por la crisis de 2008 y sus coletazos se hartó de los remedios políticos tradicionales a sus problemas y exige soluciones radicales y de fondo que por ahora solo son presentadas por la extrema derecha ya que la izquierda y en especial los socialdemócratas que debían ser los abanderados de las necesidades del hombre de la calle se han aburguesado  y duermen en la autocomplacencia del poder   y del dinero de Wall Street .

Hoy más que nunca es necesario que la institucionalidad  en cada país y en el orden internacional permanezca fuerte para afrontar los retos que impone un nuevo mundo donde el nacional-populismo con todas sus variantes nacionales llego para quedarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s